Prebióticos, Probióticos, Simbióticos.. ¿Qué me tomo?

Publicado el : 05/03/2017 13:41:29
Categorías : Blog Rss feed

Prebióticos, Probióticos, Simbióticos.. ¿Qué me tomo?


Muchas veces nos hablan de la importancia de cuidar nuestra flora intestinal, especialmente después de tratamientos con medicamentos, o cuando presentamos cuadros crónicos o agudos de estreñimiento, diarrea... Pero mucha gente no sabe diferencia entre Probióticos y Prebióticos. Si eres de esos, ¡Nosotros te ayudamos!

Los probióticos son microorganismos que consiguen unirse a nuestra flora intestinal, vaginal, etc creando una barrera protectora que mantenga el buen funcionamiento del órgano en el que se encuentren. ¿De qué depende que vayan a un sitio o a otro? Depende de la cepa de microorganismo que estés tomando: hay una específica para cada parte del cuerpo. Estos microorganismos pueden encontrarse de forma natural en los alimentos o pueden ir unidos a medicamentos o complementos alimenticios.

¿En qué se diferencia de los prebióticos?

Por el contrario, los prebióticos son sustancias no digeribles que sirven para "alimentar" a los probióticos, favoreciendo su crecimiento y su adaptación a la flora. Son principalmente fibras y fructooligosacáridos.

Su uso conjunto es muy beneficioso para nuestro organismo por lo que suelen asociarse dando lugar a una gama de productos que conocemos como simbióticos.

Ahora que ya conocemos las diferencias entre unos y otros, lo más importante es conocer que función ejercen a nivel de nuestra flora:

La flora es la "barrera" por excelencia de nuestro organismo y está compuesta por muchas especies distintas de "bacterias buenas". Estas bacterias consigue repeler las bacterias patógenas ("bacterias malas o infecciosas") que dan lugar a cuadros de enfermedad, irritación o molestias a nivel de los distintos órganos. Cuando tomamos probióticos, conseguimos reforzar esta barrera y hacerla impermeable a las bacterias patógenas, aumentando nuestra resistencia a caer enfermos.

Pero no sólo afecta a nivel de enfermedades, sino también como protector del correcto funcionamiento digestivo como situaciónes de estreñimiento crónico o agudo o diarreas aguadas.

¿Qué puede provocar daños en la flora intestinal?

La alimentación poco saludable o desequilibrada afecta mucho a la continuidad de la mucosa de la flora intestinal, especialmente los conservantes, los colorantes o el uso de medicamentos agresivos.

Cuando hay muchas alteraciones como consecuencia de los factores anteriores (generalmente unidos al estrés, los nervios o cualquier alteración del sistema nervios) aparecen alergias o intolerancias a determinados alimentos, agravándolos más y produciendo molestias que puedan ocasionar mayor ruptura de la flora y diarreas agudas persistentes.

Es muy importante recalcar que la mayoría de las infecciones que se tratan con antibióticos afectan a la integridad de la mucosa ya que el medicamento, además de eliminar las bacterias causantes de la enfermedad, también eliminan las bacterias "buenas" que protegen el organismo. Por ello, siempre es recomendable tomar probióticos junto con el tratamiento antibiótico.

En cuanto a las tomas, siempre es mejor tomar el probiótico separado de las tomas del antibiótico para garantizar la máxima efectividad del mismo.

 

Añadir un comentario

Se debe guardar
Haga clic aquí para registrarle